Crea un horario para tu nuevo estilo de vida

Para muchos la rutina es una condena a muerte, no de forma literal, pero sí es acabar con su libertad, creatividad y capacidad para poder hacer lo que prefieran. Para otros, crear una rutina para poder conseguir cambios en nuestra fisonomía, es decir, mejorar no solo nuestra apariencia física sino nuestra salud. Por tal motivo, hoy te daremos los pasos iniciales para el cambio que necesitas.

  1. Estado actual: Reconoce los obstáculos que te limitan para tener un estilo de vida más saludable. No importa si es el trabajo, los compromisos familiares o el dedicarte a varias actividades a la vez, una vez identificada la situación, será más sencillo actuar para cambiarla.
  2. Metas realistas. Hay que dejar a un lado la típica frase: “Quiero estar igual a xxxx”. Es más sano, y motivador, decir que deseas reducir 5 kilos o tonificar más las piernas, tener más desarrollado los pectorales, etc. Verás que de esta manera lograrás mejores resultados.
  3. Es muy complicado ver los cambios y la evolución de tu contextura y masa muscular si no llevas un control del trabajo realizado. Además, de esta forma sabrás los ejercicios que son efectivos y cuáles no tanto, así podrás variarlo por otras disciplina.
  4. Rodéate de personas con el mismo interés. Esta puede ser una buena opción para motivarte, compartir planes de ejercicios y recetas.
  5. Valor clave, al igual que la perseverancia, para poder mantenerte en todo el proceso.

Antes de que empieces la transformación de tu cuerpo, puedes complementar el trabajo con diversas aplicaciones, alarmas y programas que te ayudarán a en este camino, lo mejor es que tienes acceso a todas ellas desde equipos como este de Tecnocio.com